Rutina curativa

 In Acompañamiento en el #COVID-19: Rutina Curativa, Blog

“Buscar y pedir ayuda cuando es necesario, es la mejor forma de responsabilizarse ante la propia vida”.

 

Si precisas de acompañamiento emocional y educativo para superar y abordar cualquier cosa que te preocupe o te inquiete que esté relacionada con la situación actual que todos vivimos, o bien con tus propias cuestiones personales, recuerda que puedes hacer sesiones a través de Skype o cualquier otro medio online.

Ponte en contacto conmigo!

Puedes contactar conmigo a través de este blog  y también puedes seguirme en Instagram o Facebook, y compartir conmigo reflexiones e ideas que nos ayuden a poner un poquito de luz y de esperanza.

A través de las redes voy informando de cursos online que hacemos a través de plataformas como zoom, si quieres apuntarte a alguna de estas cosas ya sabes donde puedes encontrarme.

Es importante hacer un trabajo personal donde la combinación de lo emocional , mental y espiritual nos permita vivir mejor esta situación.

Los cursos están vinculados al desarrollo y el crecimiento personal, desde una perspectiva creativa, tratando temas tan importantes como el refuerzo de la autoestima, las neurociencias, la conciencia, la aceptación, la adaptación a situaciones de conflicto de manera saludable, las relaciones, etc,.

 

Abrir horizontes de esperanza

 

 

En estos momentos delicados el gran reto es sostener la incertidumbre. Hacerlo requiere poner en juego habilidades y talentos que ya tenemos, simplemente se trata de tomar conciencia para educar a nuestra mente a colaborar y a no hacer más grande la compleja situación.

Ya sabemos que podemos estar en el paradigma: causa/efecto, y mostrarnos como víctimas a las que nos sucede todo lo indeseado, e impotentes y enfadadas, reaccionar ante las cosas que pasan o lo que hagan los demás, sintiendo que han tenido el poder de transformar mi estado de ánimo en negativo como si pudieran colarse en mis entrañas.

Pero tenemos otra opción: cambiar de paradigma y decidir entrar en el de CAUSAR EFECTOS. La libertad última de la que dispongo me permite dar respuestas ante cualquier cosa que ocurra, y esas respuestas pueden estar vinculadas a buscar el daño menor, a no colaborar con mi actitud a que la situación empeore, por lo tanto, a trabajar con mi propia política de reducción de daños. Lo que pongo en la realidad puede contribuir a mejorarla, a volverla más digna, a dejar una huella de quien soy yo que realmente me represente y me haga sentir protagonista.

Tenemos un cerebro neuroplástico, adaptativo y creativo, podemos aprender a manejar la tensión de forma saludable y por supuesto podemos convertir el obstáculo en posibilidad y aprender de todo lo que sucede para entrenar mi RESILIENCIA.

 

Los malos tiempos tienen un valor científico.
Son ocasiones que un buen alumno no se perdería.

Ralph Waldo Emerson

 

Construir una rutina ayuda a mantener un orden y un ritmo. Ambas cosas son necesarias para el buen funcionamiento de la vida y su equilibro. Así funciona la naturaleza, el universo y la vida.

En momentos como estos en los que se rompe la cotidianidad debemos adquirir nuevos hábitos que nos ayuden a mantener la convivencia y también a respetar los propios espacios vitales.

A continuación, tienes una serie de recomendaciones para diseñar de forma adecuada tu rutina amorosa, teniendo como base el autocuidado y la responsabilidad hacia la contribución de la buena energía entre las personas con las que compartes espacios.

Recuerda que el equilibrio depende de que las 5 áreas vitales estén correctamente distribuidas: física, práctica, intelectual creativa, espiritual y emocional. En base a estos cinco espacios se proponen a continuación las cuestiones a tener en cuenta.

 

Nota: Hay cosas que funcionan mejor si tienen un horario habitual. Eso no significa que no lo puedas flexibilizar, pero si puedes establecer una rutina con un ritmo y un orden (tal como se comenta en la introducción), el hábito se instaura con mayor facilidad. Estas cuestiones son: horarios de comidas y de sueño; horarios vinculados al ejercicio físico, a la expansión de la espiritualidad con meditación, ejercicios de respiración, momentos para la creatividad y los espacios intelectuales y espacios de relación y de soledad.

El área espiritual se recomienda que tenga tres espacios llamados intervalos de conciencia: mañana, medio día y noche, se trata de poder realizar alguna reafirmación o meditación guiada, algún ejercicio de respiración, yoga o similar. Basta con dedicar 15m por la mañana y lo mismo por la noche y al medio día bastaría con 7m ; puedes seguir algún tutorial de yoga por internet, puedo facilitarte los ejercicios de respiración y las meditaciones, si te decides a mejorar esta área.

Dentro del área intelectual creativa es importante escoger con madurez los entretenimientos, se aconseja no reducir el ocio a la televisión no selectiva. El abanico aconsejado es: escuchar música, bailar, aprenderse canciones, ver conciertos por internet, leer, escribir, dibujar, hacer manualidades, coser, cocinar, pintar, decorar, estudiar a través de online cursos interesantes, etc. En cuanto al ocio compartido puede ser muy entretenido jugar a juegos de mesa que ayuden a entrenar y ejercitar la memoria y el intelecto. Hacer debates de interés sobre temas de actualidad o culturales. Ver películas y documentales previamente seleccionadas y si se puede realizar meditaciones en grupo o cualquiera de las actividades antes mencionadas.

Área física: cuidar el triángulo: descanso, alimentación y respiración, nos puede ayudar a sentar las bases de este equilibrio. El descanso tiene que ver con las horas de sueño y también con los espacios que se dediquen a reposar entre tareas durante el día. Basta con unos minutos para de-tener-nos, teniendo en cuenta que cuando “nos detenemos nos tenemos”. Entre actividad y actividad permite que tu cuerpo se pare y haz una pequeña reflexión para entrar en contacto con tu parte más emocional y también espiritual. Las comidas procura que sean ligeras y con aporte energético, tu dieta debe estar vinculada a tu desgaste y por tanto al trabajo que realices. Toma vitamina C y Equinacea para fortalecer tu sistema inmunitario, siempre siguiendo las recomendaciones de un profesional o de tu farmacéutic@. Los ejercicios de respiración que están además vinculados al área espiritual, se recomienda hacer 3 al día. Si tienes terraza o balcón procura hacer alguna actividad en ese espacio o simplemente tomar el aire y el sol. Si no tienes estas opciones, en algún momento del día, preferiblemente por la mañana, abre varias ventanas a la vez permitiendo que entre el aire y el sol, si puedes tumbarte en una cama o sofá donde tomar un rato el sol, hazlo, también puedes sentarte junto a una ventana para tratar de sentir la sensación de estar al aire libre.

Área práctica: tiene que ver con tu capacidad de organizar las tareas y obligaciones cotidianas de forma ágil y provechosa. Es importante tener una organización para comprar, limpiar, cocinar y cuidar de la ropa. Se aconseja no hacer estas tareas demasiado juntas sino entre cada una de ellas hacer una actividad de otra índole para ir compensando el equilibrio. Aquí también está tu trabajo y las horas que dedicas al espacio laboral y a tu profesión, y el tiempo que tardas en tus desplazamientos. Ya que esta área suele acaparar mucho tiempo es importante que lo organices bien para dejar espacio a las otras áreas. Si lo necesitas puedes solicitar el documento complementario donde se explican más detalles sobre el reparto de las tareas domésticas con algunas reglas para la convivencia al respecto.

El área emocional se debe cuidar teniendo en cuenta estos mínimos: educa tu pensamiento y crea relatos que sea justos y nobles sobre la realidad, no te quejes de forma innecesaria ni constante, procura ofrecer ideas para mejorar las situaciones, no aumentes el daño con tu actitud, procura por el contrario escoger siempre el daño menor. Escoge para relacionarte personas que respeten estos mínimos, comparte energía renovadora que te permita restaurarte y no al revés. Busca la información de forma responsable sobre los temas de interés que nos ocupan, como el tema del corona virus y filtra antes de leer y antes de reenviar. Procura no ver demasiadas noticias ni varias veces al día, ten espíritu crítico al respecto y usa tu sentido común. Hay muchas noticias contradictorias y si no te creas tu propia relación con lo que sucede no sabrás a qué atenerte. Procura contrastar tus fuentes y reflexiona antes de decidir. Si tienes un miedo o una preocupación que te superan busca un espacio de terapia donde puedan ayudarte y no permitas que eso crezca secuestrando tu energía. Aprovecha los medios de comunicación que son muchos, para mantener contacto con la gente que quieres y que ahora no puedes ver en persona. Escríbeles y recupera ese viejo hábito que une mucho más de lo que parece. Si tienes dudas que te generan incertidumbre ordénalas escribiendo para intentar dirigir tu pensamiento y tu ánimo y si no despejas esas dudas que te crean incertidumbre o malestar conecta con tu espacio de terapia.

 

 

 

 

 

Publicaciones recomendadas
Contacto

No estoy por aquí ahora. Pero puedes enviarme un correo electrónico y me pondré en contactigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies